CI.- Según Indepaz, desde la firma de los Acuerdos de Paz en 2016, más de 1600 líderes y lideresas sociales fueron asesinados en Colombia. Así mismo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz afirma que la cifra de firmantes de paz asesinados supera las 400 víctimas.

Un reciente informe de Indepaz afirma que desde la firma de los Acuerdos de Paz en 2016 en Colombia fueron asesinados 1614 líderes y lideresas sociales.

De igual forma, en el mismo periodo de tiempo fueron asesinados 413 firmantes de paz de las desaparecidas FARC-EP. 12 de ellos durante el 2024.

Se mantiene la persecución

Del mismo modo, en lo corrido de 2024 fueron asesinados 82 líderes y lideresas sociales en Colombia. Cauca es el departamento de Colombia con mayor número de liderazgos asesinados con 16 víctimas. Le siguen Antioquia (13), Valle del Cauca (11), Arauca con ocho liderazgos y Norte de Santander con cinco. En los departamentos de Bolívar, Chocó, Putumayo y Caquetá hubo cuatro líderes y lideresas sociales asesinadas en el presente año.

Además, durante el año 2023 se registraron 188 líderes y lideresas sociales asesinadas. Cauca es el departamento que vuelve a encabezar el listado con 38 liderazgos asesinados. Le siguen Antioquia con 22, Nariño con 17, Valle del Cauca con 16. En Arauca y Putumayo asesinaron a ocho liderazgos sociales.

En 2022, la cifra de liderazgos asesinados ascendió a 187. También fue el departamento del Cauca quien encabezó la lista con 23 víctimas. Le siguen Nariño con 22 liderazgos sociales y Antioquia con 20. En el departamento de Putumayo asesinaron a 17 líderes y lideresas sociales, en Arauca y el Valle del Cauca hubo 22 víctimas en cada departamento.

Igualmente, en 2021 hubo 165 asesinatos de líderes y lideresas sociales. En el Cauca hubo 27 víctimas, en Antioquia 23, Valle del Cauca con 16, Nariño con 15 y Chocó con 13 son los departamentos con mayor número de víctimas.

¿Quién asesina a los líderes y lideresas sociales?

De hecho, a comienzos de junio de 2024 en Chocó, Cauca, Cesar y Bogotá, miles de personas protestaron para exigirle al Estado colombiano el desmonte del paramilitarismo.

Incluso, organizaciones como el Congreso de los Pueblos acusan principalmente al llamado Clan del Golfo de ser el principal responsable del asesinato de líderes y lideresas sociales. Otro de los grupos armados acusados de atentar contra los liderazgos sociales son las llamadas disidencias.

Así mismo, las organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos afirman que el Clan del Golfo es un grupo paramilitar que mantiene nexos con las fuerzas militares.

De igual forma, los nexos entre el grupo paramilitar conocido como el Clan del Golfo (autodenominado Ejército Gaitanista de Colombia) y las fuerzas militares colombianas también son señalados por el investigador y sacerdote jesuita Javier Giraldo, quien desde hace años afirma que el paramilitarismo es una política de Estado.

Información tomada de colombiainforma.info