Este martes, la plenaria del Senado de la República fue citada para una sesión informal sobre el proyecto de ley de reforma pensional, en el cual se pretendía escuchar las voces de las centrales obreras, académicos, expertos y organizaciones civiles frente a la iniciativa impulsada por el Gobierno.

Este último requisito que se había puesto por parte del Legislativo para votar la reforma, contó con la participación de organizaciones como Fasecolda, ‘No con mi ahorro’, la Central Unitaria de Trabajadores, la Asociación Nacional de Campesinos y miembros de la comunidad wayuu.

“Este proyecto que es necesario para el país, todos han coincidido en que este es el momento para que haya una reforma. Hoy el sistema como está no tiene capacidad para seguir operando, además, la sostenibilidad financiera está en alto riesgo”, expresó la ministra del Trabajo.

Por su parte, Fabio Arias, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, resaltó la necesidad de acabar con la privatización que instauró la Ley 100 en el sistema de pensiones: “El estallido social puso una nueva agenda en el país y es una agenda, por supuesto, social, en la que este Gobierno ha presentado cuatro reformas que nosotros apoyamos. Esta reforma pensional resuelve gran parte de los problemas de nuestros adultos mayores”.

El senador David Luna, citante de la sesión, advirtió que el Congreso debe escuchar a cada uno de los expertos: “El Gobierno Nacional ha hecho un esfuerzo enorme para acallar la voz de muchos miembros de la Confederación General del Trabajo que piensan distinto a ellos y por eso, los llamados a la ministra de Trabajo deben ser respaldados para que sepamos lo que hay detrás de la ruptura del sindicalismo”.

El segundo debate de la reforma pensional continuará en las dos primeras semanas del mes de abril, donde se espera que la plenaria del senado aborde en firme la discusión del proyecto de ley.

Información tomada de www.ambitojuridico.com

————————